martes, 21 de abril de 2015

¿Qué nos pasa?

¿Qué nos pasa?
A mi no me pasa...
A vos no te pasa...
¿A quién le pasa?
Pasa que me pesa
que tantas cosas
nos pasen...
Y no hacemos nada
Para que nos pase
lo que nos tendría
que pasar...
Ni para que no
lo que no...
Pasa que me pesa
que no les pase
ni les pese...
David Marcelo Finzi.-

lunes, 6 de abril de 2015

Poema sin título...

Necesito ir
allá donde los animales
son libres...

Porque me han contado,
mejor dicho:
He leído.
Que desde un elefante
hasta un escarabajo
tienen el poder
de hacer
lo que quieran hacer...

Ellos no saben más
que luchar
por sus vidas

Y díganme,
si no
les parece eso
más inteligente
que esto...

¿Qué estamos haciendo?

Por favor, quiero ser un animal...
O un humano sabio.

Y transformar,
naturalmente
sí, de forma natural...
Esto en aquello
Para volver a ser
eso que tanto anhelamos...
Y de lo que nos alejamos tanto...

David Marcelo Finzi.-

miércoles, 11 de marzo de 2015

Mi Aconcagua


Nací un 17 de marzo de 1985 en la Ciudad de La Falda. Después de pasar por varias casas finalmente vivo en barrio Parque Horizonte, en la Ciudad de Córdoba, en una casa frente a una plaza en la que todos los días sale el sol y de noche, a veces, lo hace la luna...

Desde muy chico siempre fui deportista. Primero, carrera de Triciclo (habré tenido 3 años cuando corrí en Triciclo). Segundo (ya un poco más en serio), BMX (BiciCross). Cada vez que había carrera en Alta Gracia, Villa Allende o Saldán allí me llevaba mi papá, y yo (con un casco rojo para moto pesadísimo) competía. Siempre terminaba en 3º o 4º lugar. Corrían 6 ó 7 competidores como mucho. Después ya un poco más grande, MTB (Mountain Bike). La idea era andar en bici, me iba a todos lados en ella. Y por su puesto también andaba en la montaña. Un día vi en la tele como hacían escalada deportiva. Y allí fui... Todo lo que era deporte extremo lo intentaba. No me paraba nadie!

Allá por el 2002 con mi papá compramos un cuadriciclo (la plata la puso él, pero el cuadri lo usábamos los dos). Así que la idea era irnos a las sierras y andar en el cuadri. Hasta que un finde yendo a Río Grande (Yacanto de Calamuchita) me caí. A pesar de que llevaba casco, hice un hematoma en el cerebro y después de un viaje relámpago hasta Córdoba (estábamos como a 135 km en medio de la nada!) el cual terminó en dos operaciones a cráneo abierto, quedé hemipléjico. El lado que se me vio afectado fue el derecho. Desde la punta de los pelos (que me los tuvieron que cortar para operarme) hasta los dedos del pie. Todo eso paralizado y con espasticidad (la espasticidad es un trastorno motor del Sistema Nervioso Central en el que algunos músculos se mantienen permanentemente contraídos, en mi caso los del lado derecho del cuerpo). Perdí la capacidad de hablar, tenía la lengua entumecida y las cuerdas vocales atrofiadas. No recuerdo si pasé por algo peor que el día en el cual me desperté del coma. Creo que no...

Después de más o menos 25 días en el hospital volví a mi casa. Lo hice en una ambulancia acostado en una camilla, de a poco me fui pudiendo sentar y parar. Caminar era algo que veía muy lejos! Hasta que un día apareció en mi vida un aparato de hierro que pesaba unos tres kilos y me llegaba hasta por encima de la rodilla que me ayudaba a hacerlo (caminar). Ese lo tuve como por dos o tres largos años hasta que apareció uno que era más chico, de plástico y más cómodo. Bueno, era lo que había! Yo lo único que quería era poder moverme solo... En el año 2009 surgió la posibilidad de operarme. Una Neurotomía selectiva del nervio Tibial posterior. La operación me sirvió solamente para eliminar los aparatos de mi vida (las ortesis se fueron!).

Siempre busqué una solución de raíz para la secuela que me quedó después de aquel accidente, una solución rápida y definitiva. Siempre estuve seguro de que la había! Nunca perdí las esperanzas. Y en la búsqueda aprendí muchísimo sobre neurología!

En enero del 2013, durante una visita a mis primos y tíos en Buenos Aires, sorpresivamente me llamó mi hermana mayor (tengo 4 hermanas...) para contarme que había conocido un tipo que conocía a un médico que descubrió una técnica para repolarizar neuronas. Ahí mis esperanzas crecieron, no estaba todo perdido!

El 30 de septiembre de 2013 viajé con mis padres a la ciudad de Santa Rosa, en La Pampa; para ver al doctor que me había recomendado Néstor (el tipo que conoció mi hermana). Me inyectó un centímetro de Procaína al 0,1% en la Carótidas (arteria que irriga sangre a la corteza motora del cerebro). Con esa inyección (al instante!) ya se notaban cambios. Mi pie iba un poco menos torcido y el brazo derecho lo tenía un poco más blando. Después de idas y venidas con ese 'médico', me terminé haciendo ver por un especialista en Terapia Neural de Traslasierra que atiende dos días a la semana en la ciudad de Córdoba.

Hoy, este médico me está inyectando 6 centímetros de Procaína al 0,7% casi todos los meses (fue progresivamente) desde hace poco más de un año. Los cambios fueron brutales! Lo más importante es que ahora puedo dormir! Antes directamente cerraba los ojos y muy rara vez dormía por más de dos horas sin despertarme. Ahora duermo de corrido desde que me acuesto hasta 6, 7 u 8 horas (a veces más!) y hasta me doy vuelta en la cama sin darme cuenta. Volví a usar un calzado que había descartado por que se me torcía mucho el pie cuando lo usaba. No estoy bostezando todo el día (antes era un bostezo tras otro). Antes, cuando hacía algún esfuerzo fuera de lo normal (como caminar más de 10 cuadras, pedalear o cuando tenía rehabilitación) no había forma de que me duerma. Pasaba las horas acostado cerrando los ojos, contando ovejitas o dando vueltas en la cama. Ahora estoy considerando la opción de comprarme un Triciclo Recumbente para volver a hacer eso que tanto me gusta y que dejé de hacer hace casi 13 años. Tengo uno en casa el cual estoy probando. Ayer pedalié 12 kilómetros y dormí como un angelito.

Yo en la Recumbente

Lo más loco de todo esto es que el ejercicio físico aumenta el tono muscular y, según los neurólogos, el aumento de tono muscular aumenta la espasticidad. En mi caso las neuronas están despolarizadas o polarizadas negativamente debido a un golpe o alta presión intracraneana (el coágulo que se me formó en el cerebro oprimió a éste contra la pared opuesta del cráneo, generando en el lóbulo frontal izquierdo el ‘daño’, teóricamente irreversible…). La Procaína lo que intenta es repolarizar neuronas dañadas. Devolviéndoles su funcionalidad y permitiendo que actúe la Plasticidad Neuronal (la capacidad de una neurona de replantearse funciones, cosa que antes estaba bloqueada debido a la polarización inversa de las neuronas).

Antes era de plantearme el famoso "Por qué a mi?", hasta que encontré la respuesta: "Porque yo tengo el poder de superarlo"... Ahora me pregunto si hubiese sido el mismo si no me hubiera pasado aquel accidente, si me hubiese planteado las cosas que me planteo ahora. Seguramente que no, mi vida hubiera sido monótona y aburrida, hubiera conseguido una novia bonita o me hubiese subido al Aconcagua (era mi gran sueño), quizás me hubiese ido a Australia o hubiera sido Guarda Parques o un grandioso Biólogo! (eran mis otros grandes sueños!). Pero mi vida tomó otro rumbo! No el de los éxitos materiales (si bien aprecio todo lo material que tengo) ni el de los logros sustanciales. Este es otro Aconcagua, y no se sube escalando.

David Marcelo Finzi.-

sábado, 6 de diciembre de 2014

Lo intangible...



Es tan, pero tan bello
todo lo que nos rodea, 
que
a veces 
uno se olvida
y se pierde 
en lo material. 
Y va en busca
de lo no verdadero,
aquello que no conduce
a nada
o nos mantiene
en una rueda. 

Las ruedas se gastan... 

Ver
lo lindo que tiene 
este mundo
me da una certeza, 
y una duda... 

La certeza: 
Dios existe, 
y no es una persona...
La duda: 
Hasta cuando podremos disfrutar 
lo intangible?

Foto & Poema: David Marcelo Finzi.-

domingo, 9 de noviembre de 2014

Ser libre...

Existen tres clases de personas: Las que estudian y trabajan para retro alimentar un sistema que jamás les devolverá un cuarto de lo que 'invirtieron' en él; las que simplemente se alimentan o se aprovechan de los pequeños o grandes aportes que hacen los primeros; y las que no alimentan ninguna cadena, no están sujetas a nada, no dependen de nadie para subsistir, corren tras sus propios sueños, escalan sus propias montañas y trepan sus propios árboles... Y a veces utilizan los productos de los dos primeros por simple necesidad cuando no los pueden elaborar.
Personalmente no quiero pertenecer a ninguno de los dos primeros. No quiero ser un sirviente de un sistema que no va hacia ningún lado. Un sistema ambicioso y desmedido.
Pensé en estudiar algo para ser 'alguien', pero me di cuenta de que ese alguien que va a estudiar algo para serlo, muy lamentablemente, pertenecerá a uno de los dos primeros tipos de persona que mencioné; y, perdón que insista pero, no quiero ser ese tipo de persona. Quiero ser yo, ser libre. 
Prefiero vivir de un sistema (o no necesariamente!) para y por ser un yo auténtico; que ser un yo falso para y por vivir del sistema.
Mis conocimientos y mi inteligencia me sirven, entre otras cosas, para darme cuenta de ésto. Y de que lo único que necesito es ser libre.

martes, 30 de septiembre de 2014

En mi cabeza...

En mi cabeza
tengo
una idea...

La doy vuelta

y se trensforma
en otra idea...

La escribo, 

y se desvanece...

Puedo escribir

puedo leer
puedo llorar
puedo crecer
puedo poder...

Tengo el poder

de hacer
lo que quiera
hacer

Además...


Tengo el deber

de poder hacer,
de hacer poder,

De construirlo...

O dejarlo caer...

David Marcelo Finzi.-

lunes, 22 de septiembre de 2014

Cielo

Dime que se siente estar arriba de todo...
O estar todo de arriba...
Da lo mismo...

La cuestión es que yo, te contemplo...
Y no es que tome el té en (ni con) un templo...
Contemplo tu belleza, la observo...
Distingo tu esfuerzo
por verte bello
ante nuestros ojos
y
a pesar 
de que no pedís nada
a cambio
nos das agua...
Y
qué sería de nosotros
sin el agua?

Aguanto,
soporto
trago saliva...
Y empiezo de nuevo...
De nuevo, a retratarte
A tratar de ser yo...
A reinventarme...

Finalmente
me doy cuenta
que no puedo ser
más que un simple
loco...

Y con una cuerda
infinita
de palabras
me ato a un árbol...

Y
quedo
de pie...

David Marcelo Finzi.-

jueves, 11 de septiembre de 2014

Abiertos...

Quizás dé lo mismo si se trata de un nuevo año o de un nuevo lugar para vivir.
De un nuevo amigo, de una nueva pareja o de un nuevo trabajo...
Nada puede ser realmente nuevo si se lo vive desde una vieja actitud.
Por eso nos deseamos: Que no se vaya nuestro tiempo de vida en asuntos que no valen la pena...
Nadie vino a este mundo a encerrarse en un lugar seguro, a lograr la aprobación de los demás... A matar el tiempo. El tiempo es un recurso no renovable!

Que miremos hacia atrás... Sólo para resolver asuntos pendientes.
Es el único modo en el que el pasado puede realmente pasar...
Decir lo largamente callado...
Hacerse cargo de los errores, y pedir disculpas...
Reconocer lo recibido, y saber dar las gracias.
Comprender lo no comprendido...
Dejar ir, lo que ya no es...
Cerrar lo inconcluso es comenzar a hacer espacio para lo nuevo...

Que sepamos pedir ayuda cuando la necesitemos para volver a pararnos sobre los pies...
Dejarse ayudar es un buen antidoto para la omnipotencia... O la neciedad...
Que sepamos ayudar a quien lo necesite...
Sin perdernos en el otro...
Sin invadir ni manipular...
Sin generar dependencia...
Sin forcejar para que nadie cambie lo que no está dispuesto a cambiar.
Ayudar requiere el ejercicio de una solidaridad inteligente, consciente de sus trampas y de sus límites...

Que permanezcamos abiertos a encontrar verdaderos compañeros de camino a fin es nuestra más íntima escencia...

"La vida es el arte del encuentro"
No nos escondamos.

David Marcelo Finzi.-

jueves, 14 de agosto de 2014

A la oposición de pensamientos le llamo inferioridad...

Comprendí la existencia de la vida cuando me explicaron qué son los átomos, las moléculas, las células, los organismos, etc; pero no me supieron explicar la esencia de la vida, esa fuerza interior que nos mueve, que hace que nos amemos o nos odiemos; que progresemos o seamos mediocres... Particularmente pienso que nosotros los seres humanos, como especie, ya evolucionamos lo suficiente: Tenemos el poder de reflexionar, de decidir qué está bien y qué no... Pienso que no podemos darnos el lujo de crear guerra, a la oposición de pensamientos le llamo inferioridad. Los pensamientos se tienen que unir y complementar... Tal cual lo hacen dos personas que se aman, dos hermanos que se ponen de acuerdo casi sin saberlo y arman un despelote en la casa, esas son la verdaderas guerras, las que se juegan con el corazón...

Por lo general soy un tipo callado, no me gusta hablar mucho, pero sí escuchar. Escucho y escucho... Y escucho cada estupidez por ahí que me dan ganas de educar a la gente, pero todo no se puede...

Nací en la Ciudad de La Falda, un 17 de marzo de 1985. Y hasta ahora, tengo 29 años, la vida por delante y una vida por detrás... Pero de lo que quedó atrás no me gusta hablar mucho. Me gusta jugar, divertirme, soñar, cantar! Qué lindo es cantar gritando cuando se está solo en casa, no?

De lo que está por venir no sé nada, solo les puedo decir que también me gusta viajar, conocer nuevos lugares, soñar despierto, hacer amigos. De esos amigos que siempre están conozco uno... No sé nada del amor de mi vida y de amores baratos hasta ahí nomás...

Una vez me caí de espaldas de un árbol, me caí de la bicicleta, de un caballo hasta que me caí de un cuadriciclo. Ese fue el golpe de los golpes. Hematoma subdural, operación a cráneo abierto, estado de coma... y despertar... Y no entender nada. Y pasar de todo.

A mi? Todo me puede pasar a mi, decía yo... Pero eso todavía no me pasó, decía yo... Y hasta que ahí estuvimos, me pasó!

Un capítulo más, algo más para contar a mis nietos, o a mis sobrinos...
En fin, la vida... Cosas que pasan en ella... Cosas que nos pasan... O se quedan, está en nosotros el poder de decisión, yo
elijo que la vida se quede,
y mientras se queda,
que me pasen cosas...

David Marcelo Finzi.-

martes, 5 de agosto de 2014

Soy yo...

Como le gusta a la vida
Dejarme solo,
y sólo en este instante,
pienso...
Luego: Existo...

Pienso...
No dejo de pensar...
Pienso que si
la vida fuera mar
y vos, un barco
sería muy fácil encontrarte...

Existo cuando me doy cuenta
que no es así...
Caigo en la realidad (que es una sola).
Y me revuelco en letras,
escribo poesía...
Soy uno... Somos todos!
Pero
en uno mismo está el poder...

De encontrarme
o dejarme ir...

De vez en cuando
Cuando me dejo ir me encuentro...
De vez en cuando
Cuando me encuentro me dejo ir...

Me dejo ir hasta allá
y vuelvo...
Vuelvo con mil poemas,
y ni una letra...
No sé escribir,
me detengo.
Me reinvento...
Finalmente, soy yo.

miércoles, 28 de mayo de 2014

Hace rato que quiero plasmar en letras algo que, mi cabeza y corazón, vienen maquinando... Sucede que cuando uno está ocupado en algo, y ese algo verdaderamente le gusta, no hay tiempo para otras cosas. Pero esta noche dije no, le dije que no a las cosas que me retrasan y decidí quedarme un rato antes de irme a dormir para escribir esto.
Y así fue como lo hice, me quedé un rato antes de irme a acostar para contarles algo que, mi cabeza y corazón, vienen pensando hace rato.
Y no se trata de ninguna historia de amor ni nada por el estilo, mi corazón, todavía, no quiere tener ningún tipo de aventura. Se trata de una historia que empezó hace algo menos de doce años cuando yo iba a la palestra a practicar escalada deportiva y sin darme cuenta me preparaba para escalar un muro bastante empinado... Claro, tuve mi accidente y ese fue el empujón que me faltaba para empezar a hacerlo.
Al principio todo era muy difícil, recuperar al 100% la voz después de un traumatismo no es fácil, mucho menos volver a pararme, mucho menos volver a caminar; pero lo hice, superé ese muro... Hace más o menos cuatro años iba a rehabilitación por el simple hecho de ir, no veía progreso y me sentía estancado, no le veía futuro a la cosa, no le veía el sentido a seguir haciendo siempre lo mismo y obtener el mismo resultado. Entonces empecé a buscar, buscar sin encontrar, buscar volviendo siempre al mismo lugar, la cosa era encontrarle la solución a mi problema, una solución definitiva, si la había...
Hasta que un día (Enero 2013), yo estaba en Buenos Aires y hablé por teléfono con mi hermana Nina, ella me contó que había conocido a un tipo que había descubierto una forma de repolarizar las neuronas, ahí fue cuando me cayó la ficha, el daño cerebral (en mi caso) NO es irreversible, existe una forma de devolverle a la célula nerviosa (Neurona) la capacidad para transmitir correctamente una señal! Y empecé a correr un par de escombros y ver la luz.
En septiembre de ese año me estaba yendo a Santa Rosa de La Pampa para probar éste método, que consiste, básicamente, en que te inyecten un químico con alto nivel energético en la carótidas (arteria que irriga sangre al cerebro).
Después de idas y venidas con ese médico terminé haciendo el tratamiento con un Doctor acá (Córdoba). El resultado: Óptimo, estoy empezando a sentir menos espasticidad en el cuerpo, a dormir mejor, a hacer cosas que antes no hacía. Retomé rehabilitación y estoy ganando masa muscular en las piernas, me estoy pudiendo arrodillar (cosa que antes me era imposible debido a que apenas mi rodilla tocaba el suelo se me extendía la pierna y allá iba yo!)... Y debido a ésto (sobre todo a que duermo mejor), estoy haciendo más actividades! Dar clases de foto en Las Varillas, hacer un curso, ir a rehabilitación, juntarme con un amigo a grabar, trabajar... Entre otras...
Hoy siento que la vida me quitó mucho, pero fue para prepararlo y dármelo de a poco, porque así como lo venía tomando era muy apresurado...
Y siento más que nada una alegría tremenda por estar logrando mis objetivos, objetivos que yo jamás me hubiera puesto! Pero me los puse porque vi que la vida vale la pena y decidí correr esos escombros para ver la luz al fondo de la cueva, para probar y comprobar que, a pesar de todo, se puede seguir y vale la pena hacerlo!
Son la palabras que mi cabeza y corazón querían que yo escriba, ustedes lean y la vida continúe...
Muchas gracias!

domingo, 23 de febrero de 2014

Desde hace un tiempo...

Desde hace un tiempo ya
la libertad
se tomó la esclavitud 
de ser libre... 
Y la esclavitud
se tomó la libertad 
de ser esclava...

Hoy
yo
me tomé la libertad
de quedarme en casa...
Y mi casa
se tomó la exclavitud
de ser refugio...

Refugio de esta lluvia 
que inspira...
Refugio de esta inspiración 
que llueve...

David Marcelo Finzi.-

domingo, 14 de julio de 2013

Libres...

Emancipé mis recuerdos, 

ahora vuelan 

junto a todo 

lo que es respirable

y

caen

cuando no hay viento, 

no hay quien los mueva

o

simplemente, 

los olvido...


David Marcelo Finzi.-

domingo, 28 de abril de 2013

La duda...



Existe algo más rápido que el pensamiento: No pensarlo...

Pero no pensarlo tiene sus riesgos, y los riesgos (en tal caso) son fácilmente deducibles: O sí, o no...

Si sí esta todo bien, o no: Puede que no sea lo que perseguimos, puede que querramos un no como respuesta...
Lo mismo pasa si es no la respuesta... 

Por eso: Depende de nosotros, lo que nosotros queremos no depende de nadie más que nosotros mismos... De cada uno de nosotros...

Pensarlo también tiene sus riesgos... Y agradézcanles a esos riesgos que nos llevan a pensarlo, una y otra vez agradézcanles... Porque a ellos les debemos una cosa: La duda...

martes, 26 de febrero de 2013

La máxima expresión de mi ser...

Escribir esto me mata, no sé por dónde empezar... Nunca nadie me lo preguntó. Creo que nunca a nadie se le ocurrió, el hecho de que yo tenga una discapacidad no está claro... Pero la tengo, y se siente todos los días... No como discapacidad en sí, si no como el hecho de no poder mover mi mano derecha y renguear. La discapacidad está en la mente yo creo, pero existe una cuestión física que me impide realizar ciertas tareas que es real y no lo voy a negar... 
Yo creo que hasta el último de mis días me voy a preguntar, o imaginar cómo fuese si sería normal, como todos (o la mayoría de) ustedes... Pero no, la vida quiso que yo fuese así, y la voy a enfrentar como ella quiere, porque otra realidad, al menos por ahora, no es posible.

Todos los días me levanto y lo pienso, no me termino de aceptar nunca... A pesar de que me creí aceptado cuando encontré la respuesta a la pregunta más repetitiva de todos los tiempos: ¿Por qué a mi? Porque yo tengo las fuerzas suficientes como para superarlo... no termino de aceptar mi condición, lo que me hace ser y estar en estas condiciones, lo que me aplasta y me hace quedarme en casa en lugar de salir a disfrutar la vida, lo que me encierra y al mismo tiempo me da alas para volar con la imaginación, para sobrepasar barreras que antes creía imposibles, para traspasar y transparentar los límites...
Todo, absolutamente todo es posible, con proponérnoslo alcanza... Vamos gente, vamos que podemos construir una sociedad más justa y eso se hace a partir de cada uno, porque los grandes cambios empiezan por uno, pero no me quiero meter demasiado en ese tema...

Esto es parte del proceso de aceptación que estoy llevando a cabo, y que no se va a terminar nunca... Porque yo sé que algún día voy a volver a ser el de antes... Voy a volver a escalar esos muros, voy a volver a caminar esos kilómetros por aquella montaña... Voy a volver... Soñarme así, haciendo esas actividades, es lo que hoy me mantiene vivo, así que no me dejen despertar nunca de ese sueño... Que algún día se transformará en realidad...

Mientras tanto, voy a ser yo, en la máxima expresión de mi ser, ese que anda por ahí, medio bajoneado, a veces... Otras sin ganas, y algunas con menos... Pero trataré de andar siempre con una sonrisa en la cara simplemente para demostrarme que así también se puede... Para demostrarle a la vida que por más que me ponga mil palos en la rueda, yo me levantaré y no se sí seguiré en bicicleta, a pie o en avión, pero triunfaré...


viernes, 15 de junio de 2012

Una idea...

Una birome, una birome y una hoja, una birome y una hoja sobre un escritorio; ideas... Mil y una formas de describir una situación y una idea abierta, abierta pero cerrada a la vez... Cerrada en prejuicios... Abierta a que todos hagan de ella lo que quieran, si quieren ignorarla, ignórenla en su mente, ni me lo digan... Si quieren hacer de ella uso para la vida cotidiana, háganlo... Vivimos en democracia...
Una idea, una idea que tengo hace mucho tiempo; una idea que quiero (ansío con toda mi alma) llevar a la práctica... 


Y no puedo...

lunes, 2 de abril de 2012

Nada de nada...

Si te pienso todo el tiempo...
Dime, cómo voy a hacer...
Si hasta te quiero soñar...
Cómo diablos voy a hacer???
Si te veo en todos lados...


Si en cada suspiro...
En cada palpitar...
O en cada cerrar de ojos...




David Marcelo Finzi.- 

viernes, 23 de marzo de 2012

Sin mi corazón...

Si me sacaran el corazón
Si me lo arrancaran como a un árbol una hoja,
como a una hoja el viento...
O como un boleto de la máquina de colectivos...


Si me lo arruinaran tanto que ya no podría hablarte...
Si tanto me lo pisotearan, estrujaran o doblaran...


Si me lo llenarían de hielo hasta que se congelase...


Si todo eso sucediera, 
estaría contento...


Por lo menos tendría el saber
de que sirvió para algo...
Porque un corazón 
lleno de nada...
Vacío de todo...
No sirve para más que eso...


Pero mi corazón, por lo menos
es sincero...
Me delata que algo grande está por llegar...


David Marcelo Finzi.-

viernes, 17 de febrero de 2012

La quiero a mi lado...

Porqué las mujeres son tan complicadas...
Porqué cuando quieren rosado se lo das y quieren plateado...
Porqué, sólo decime porque...
A mi me quiso a su lado y ahora me tiene enterrado...

David Marcelo Finzi.-

lunes, 13 de febrero de 2012

Frase II

'Si crees que una oportunidad se va a dar, no sabés de la que te estás perdiendo..'

David Marcelo Finzi.- 

jueves, 9 de febrero de 2012

Inocente...

Soy como un niño inocente...
Inocente en mis actos...
Inocente en mis locuras...
Inocente en mis temores...
Inocente de haberme creído fiel a ti, cuando te estoy mintiendo...
Diciendo que soy niño y en realidad me sé adulto...
Inocente de quererte...
Culpable si algún día te amo...

David Marcelo Finzi.-

Puede...

El amor puede tomar cualquier forma, puede mutar hasta convertirse en picaflor, mariposa o simplemente en un libro...
El amor puede adoptar un hijo, tener una casa bonita, una pileta o una simple 'pelopincho'...
El amor puede escalar montañas, soñar libremente, vivir realmente...
El amor puede entender, puede ser paciente, puede ser un sapo de otro pozo...
El amor puede ser efímero... y se acabó...



Éste... ¿será eterno?

lunes, 5 de diciembre de 2011

Tengo ganas de mirarte a los ojos...



...de mirarte a los ojos, como una casualidad...

...de mirarte a los ojos, despierto...

...de mirarte a los ojos, todas las mañanas...
...de mirarte a los ojos, y me siento del viento...
...de mirarte a los ojos, queriéndome sentir tuyo...

Dedicado a toda persona de sexo femenino y digna de serlo...

David Marcelo Finzi.-

martes, 15 de noviembre de 2011

viernes, 16 de septiembre de 2011

Lográndolo de a poco...


De chico me caractericé por ser ansioso, cada vez que llegaba un cumpleaños pedía a mamá que me dejara elegir el regalo. De repente me encontré en un mundo muy parecido a éste, en el cual no tenía que elegir si no que la vida me elegía a mi, no me gusta ese mundo (ahora que lo pienso), pero a pesar de todo me pude quedar en él por dos o tres años...

Cuando me regalé aventura, tuve el cielo en las manos... Lo moldié como quise antes de que él me moldeara (quizá ahí estuvo el error que tanto busqué) y cuando me llegó la hora se me acabó (ése) mi mundo...
Ahora (porque la vida me lo permite) me caracterizo por ser yo, ese que anda por ahí; sacando fotos con una mano o en internet, queriendo ser un yo que mucho abarque y mucho apriete, lográndolo de a poco...

David Marcelo Finzi, cabezón, grandote, gigante, bomba, o como me conozcan...

domingo, 11 de septiembre de 2011

Soy una fotografía...

Soy una foto, que va recorriendo mi universo... Y, cada tanto, me detengo... En ese cuadro eterno que va haciendo del tiempo (sonrisa en mi cara) un fugaz fotograma.

Y me pregunto si el color de una foto trae consigo ese olor a polvo de ala de mariposas. No, no es ese color, ese tampoco; son todos a la vez los que hacen de mi vida la fotografía perfecta que no es perfecta, falta algo ahí...

viernes, 24 de junio de 2011

Frase...

"La imaginación es el arte de los pobres... 

El fruto de nuestra imaginación es Arte con todas las letras..."

domingo, 6 de marzo de 2011

Ya

Ya mutilé mi silencio, ahora mi voz se escucha...
Y rompe... Rompe con todo...
Rompe con el silencio de las montañas, no de todas, por ahora...
Rompe: hace del silencio de mi casa sola, una vibración eterna...

Ya mutilé mis creencias, ahora mi ego es inmortal...
Y nace, se desarrolla, crece, y se reproduce...

Ya corté con las extremidades de mis poderes, ahora no tienen extremidades, quien sabe hasta dónde llegan...

Ya empecé una nueva vida, sin querer... Por obligación...

(Continuará...¿?)

jueves, 2 de diciembre de 2010

Una foto y el Principito...



El Principito se metió en mi paisaje, no sé si podrá salir porque no hay una puerta en él... Lo veo dudoso, capaz aparece alguien que le tira una soga... No sé...

lunes, 22 de noviembre de 2010

Elegir...

Tan difícil se me hace andar...
Todo el tiempo tengo que elegir...
Elegir para estar bien,
para estar mal,
para no saber,
si vas a estar bien,
o mal...
Yo elijo respetar...


Elegir va más allá...
Es elegir futuro, elegir destino, elegir...
Siempre elegir...


En eso se basa la vida, la muerte le pasa por encima sin tocarle ni los talones...

lunes, 8 de noviembre de 2010

Quise...

Quise llevar un vaso lleno de agua por el más pedregoso camino...


Quise conocer la gloria: la levanté, la miré por todos lados...


Quise entrar como abonado en el cielo y el infierno...


Quise pasar como un hombre que teme...


Quise salir como el cobarde que soy...


Quise inventar la metáfora del más valiente...


(suspiro)
...soy humano...

jueves, 2 de septiembre de 2010

'Dejar que fluya'

Ese es el problema, dejar que la vida fluya y que el momento venga como sorpresa... Cómo hacer para esperar ese momento, que puede llegar ahora, y no esperarlo para no perdértelo?? Es que ahí está mi problema: Yo no me quiero perder de nada de lo que me dicen que me va a pasar, yo quiero probar todo...
Es más difícil de lo que suena, y eso que no suena nada difícil... Pero vamos, que los argentinos debemos estar acostumbrados a esos momentos que nos dicen que van a pasar y cuando pasan nos hacemos los 'ludosbo' y como si nada la hacemos 'de taquito' y al final todo es como si no hubiese pasado nada... Pero eso hacen los argentinos 'mediocres', yo no me considero un argentino mediocre, ni mucho menos! Yo soy Argentino, pero antes de serlo soy Persona, y espero que en otros paíse me consideren como tal...
Ya nos fuimos del tema...
Ya estamos dejando que fluya...

Nos vemos!!
David.- 

sábado, 7 de agosto de 2010

La tierra y la Luna...


La fuerza de atracción entre la tierra y la luna está disminuyendo día a día. Los astros ya no se alinean, se conjugan en un campo magnético donde todos tienen el mismo valor de atracción. Las energías se van promediando, ninguna pasará a ser más fuerte que otra, si no todas iguales. Todo se normalizará, todo quedará en la nada, y la nada quedará en el todo...

No si te encuentro, si te busco en el lugar más recóndito hasta que me encuentres, te encuentre o nos juntemos por pura causalidad...

Y los astros se volverán a alinear, vos serás vos, yo seré yo; pero con una diferencia (más de una): Tendré el poder de mirarte a los ojos, de besarte, de tomarte de la mano y correr hasta el infinito (y más allá!), de conjugar nuestros astros para que todo se dé...

David.- 

miércoles, 4 de agosto de 2010

No es fácil...

Es tan vaga mi inspiración,
que me quedé en la tentación...
Y fui en busca de un abrigo,
y Vos, 
ya no estabas allá...
Estabas acá. Estabas...


Y me susurraste algo al oido,
Algo que ni vos ni yo
entendimos muy bien...


Qué tanto se puede,
se debe, o se tiene...


Saltar el bache no es fácil...
En todo caso
Le pasamos por el costado...
David Marcelo Finzi.-

jueves, 22 de julio de 2010

Quien pudiera...

Quién pudiera conocerte, ser el dueño de tus miradas, de tus llantos, de tus sonrisas, de tus tristezas y tus alegrías...
Hacer que este mundo se vuelva efímero para robarte un beso, una sonrisa o un simple te quiero...

Quiero conocerte para hacer de los dos un todo con principio y sin fin, un eterno carrousel... Para robarte un beso y una sonrisa; y regalarte, todos los días, con un te quiero la más linda poesía, con principio y con fin...

Quiero hacerte mía para demostrarte que no lo serás más que un instante...
Quiero romperme el corazón para demostrarte que el mío también es débil...
Quiero, solo quiero enamorarme...

David Marcelo Finzi.-

martes, 13 de julio de 2010

Por primera vez una peli me hizo llorar. Y no se trató de una película de amor o trágica ni nada por el estilo... Se trató de la película más sana que pueda existir, la que cuenta la historia de cómo se crea una familia de tres hijos, los padres y un perro, el cual con el paso del tiempo envejece y muere... Me hizo recordar a ese perro que yo supe tener, ése que me supo acompañar al lado de la bici cuando yo transitaba mis gloriosos 16 años de edad. Ése que sin importar las condiciones estaba ahí...
Es muy duro tener que aceptar que el otro vive nada más que la octava parte de tiempo que vive uno, y mucho más cuando el otro se va... Porque mientras está, uno no piensa en eso...


Más nada...
David Marcelo Finzi.-

lunes, 12 de julio de 2010

Me lamento...

De no poder adueñarme de tus palabras... 
(Que veo escritas, me identifican...)
De no poder ser el dueño de tus besos, 
de tus caricias, de tus miradas y de tus sueños...

Daría mi poesía a cambio de ese amor...

Para Mica.

David Marcelo Finzi.-

lunes, 21 de junio de 2010

Me di cuenta...

Si el ateísmo es el rechazo a la creencia en dioses. Te juro por mi ser que soy Ateo, porque no creo en nada que no se puede tocar, no se puede ver, y para colmo los inventores de éstos dicen que hablan...

...no creo en dios...

Creo en vos, porque me demostrás día a día que existís, que sos, que fuiste y serás... Y aunque (todavía) no te conozco pongo mi firma: Vos, existís...

Más nada...

David Marcelo Finzi.-

miércoles, 16 de junio de 2010

25 de Mayo, goles mundiales y 9 de Julio...

Está la fiebre del mundial y todo eso... Yo no sé realmente si está bien confiar en Maradona o no, ser patriota o no... La verdad es que para el 25 de mayo no me puse escarapela ni nada, y no estoy contento con eso de ser patriota, pienso que para ser patriotas tendríamos que haber estado ahí el 25 de Mayo de 1810. Y yo no estuve, tampoco estuve presente en los festejos, por eso no me considero patriota. Y no lo conozco lo suficiente a Maradona como para decir si lo que está haciendo está bien o mal, en el partido del sábado me pareció que lo que hizo fue bueno, hubo varios intentos de gol, pero sólo uno dio en la meta... Y tuvo que ser así, uno a cero basta...
Pero voy más allá de eso; un simple gol o confiar o no en Maradona me pasa por el costado, ser patriota o no también, en definitiva yo soy yo, y no tengo que ser más o menos patriota o confiar o no en Maradona para dejar de serlo. 
Pero quiero que Argentina salga campeón...
Quiero gritar, romper mi garganta con un '¡¡¡GOOOOOOL!!!'
Porque los argentinos honestos lo merecemos...

David Marcelo Finzi.-

domingo, 30 de mayo de 2010

Conclusión...

A través de un sueño recuperé una sensación que creí perdida... 
Llego a la siguiente conclusión:

La conciencia es el túnel donde los recuerdos se recuperan con la fuerza de un sueño...

sábado, 29 de mayo de 2010

Soy inmortal?


Mi alma es inmortal,

mi espíritu lo es, 

mis vicios, 

mis errores, 

mis virtudes, 

hasta mi ego es inmortal...


 Mi cuerpo:

 simplemente transmite lo que

 mi cerebro y mi alma,

 en cojunto, piensan...

lunes, 24 de mayo de 2010

Sin título...

Lo que no me mató...




me cambió el rumbo y me hizo más fuerte...